lunes, 22 de junio de 2009

NARCOTRÁFICO: El caso de Jorge Hugo Reyes Torres

ACTORES:
· Jorge Hugo Reyes Torres
· Policía Antinarcóticos
· Jueces Luis Abarca, Máximo Ortega y conjuez Edwin Salazar
· Waxhington Pesántez, Fiscal General del Estado.
· Xavier Arosementa, Presidente del Consejo de la Judicatura
· CONSEP
· Segunda Sala de la Corte Nacional de Justicia
· Magistrados de la Segunda Sala: Alfredo Albuja, Tito Yépez y Pablo Ortiz
· Presidente de la República, Rafael Correa
· Vicepresidente de la República, Lennin Moreno

ESCENARIOS
· Guayaquil, Quito y Santo Domingo (se realiza el operativo “Reyes Magos”- 1992)
· Penal García Moreno – Quito
· Corte Nacional de Justicia

ACONTECIMIENTOS:
Un tema que ha causado mucha polémica los últimos días es el caso de Jorge Hugo Reyes Torres, quien era considerado uno de los más grandes traficantes de drogas en Ecuador. Fue detenido por primera vez en 1992 y estuvo preso hasta el 2000. Un año después, fue apresado nuevamente por la Policía y desde entonces permaneció en el ex penal García Moreno en Quito.

Esta historia comienza el 19 de junio de 1992, cuando la Policía Nacional realiza un amplio operativo, en el cual se captura a Jorge Hugo Reyes Torres, de quien se sospechaba de ser el líder de una extensa red de narcotraficantes.
A partir del 3 de agosto de 1992 se inician los juicios contra Reyes por narcotráfico, testaferrismo, enriquecimiento ilícito, conversión y transferencia de bienes, lavado y blanqueo de dinero. Tres años después, el 15 de julio de 1995, la Corte Superior de Quito lo condena por narcotráfico.

En octubre de 1995, el Gobierno de EEUU donó a Ecuador $3’750.000,00 correspondientes a bienes confiscados de cuentas de Reyes en aquel país.

Anteriormente había sido liberado por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, pero en enero del 2001, Jorge Hugo Reyes Torres sale en libertad después de haber cumplido su sentencia por narcotráfico. No obstante, el 28 de noviembre del mismo año, Jorge Hugo Reyes Torres vuelve a prisión con acusaciones de haber reincidido en el narcotráfico.

El 26 de septiembre de 2002, se condena a Jorge Hugo Reyes Torres a 25 años de reclusión mayor extraordinaria por delito de narcotráfico, sentencia que se halla en revocación en la Corte Suprema de Justicia. Según el dictamen, el artículo en el que se basa la sentencia a 25 años señala: "Quien organice, gestione, asesore o financie la realización de actividades o actos previstos por esta ley como delitos será sancionado con la pena de reclusión mayor extraordinaria de 12 a 16 años y multa de 60 a 8 000 salarios mínimos vitales generales".

Sin embargo, en el proceso se hace referencia a las llamadas telefónicas realizadas entre Reyes y varios imputados por tráfico de droga, lo cual, a criterio de los jueces, no determina el cometimiento de un delito. Por lo que el 9 de septiembre de 2003, el presidente de la Corte de Quito absuelve a Reyes del delito de testaferrismo y a ocho personas más.

La Segunda Sala de lo Penal integrada por los jueces Luis Abarca, Máximo Ortega y Raúl Rosero, revocó la sentencia condenatoria impuesta a Reyes argumentando que se cometieron varias fallas en el proceso judicial respectivo, lo que significó la liberación de Reyes el pasado viernes 13 de junio. Además, ordenaron la devolución de los bienes que le fueron incautados al acusado.

Siendo así, el CONSEP estaría en la obligación de devolver los cuantiosos bienes incautados en el Operativo Ciclón. La Procuraduría apeló la sentencia, y mientras el proceso continúa el CONSEP no está obligado a cumplir con la devolución, pero si el juez ratifica la sentencia significaría devolver casas, haciendas, vehículos, bodegas, fábricas, etc. Situación a la cual el Presidente Rafael Correa ha hecho un llamado a la Corte Nacional de Justicia a analizar la conducta de estos jueces. “Esto significa que a este pobre angelito hay que devolverle todas las propiedades… pobre víctima”, expresó.

Según un informe sobre los bienes que maneja el CONSEP, se descubrió que éste no tiene una Ley Orgánica que norme el manejo de esos bienes, por lo que la entidad termina también cometiendo delitos paralelos a los cometidos por los narcotraficantes a quienes se les ha incautado los bienes, puesto que nadie controla y tampoco norma su uso y destino. Cualquiera que fuese el final de este caso respecto a los bienes incautados en el Operativo Ciclón, esto debe considerarse como una alerta para que las autoridades encargadas del control de dichos bienes asuman su responsabilidad y se rijan por la ley.

RELACIÓN DE FUERZAS:
· La Corte Suprema de Justicia justifica la condena a Jorge Hugo Reyes Torres según el artículo que dice: "Quien organice, gestione, asesore o financie la realización de actividades o actos previstos por esta ley como delitos será sancionado con la pena de reclusión mayor extraordinaria de 12 a 16 años y multa de 60 a 8 000 salarios mínimos vitales generales".
· En el proceso contra Reyes se hace referencia a las llamadas telefónicas realizadas entre él y varios imputados por tráfico de droga, lo cual, a criterio de los jueces, no determina el cometimiento de un delito.
· La Segunda Sala de lo Penal integrada por los jueces Luis Abarca, Máximo Ortega y Raúl Rosero, revocó la sentencia condenatoria impuesta a Reyes argumentando que se cometieron varias fallas en el proceso judicial respectivo.
· El Presidente Rafael Correa ha hecho un llamado a la Corte Nacional de Justicia a analizar la conducta de estos jueces expresando: “Esto significa que a este pobre angelito hay que devolverle todas las propiedades… pobre víctima”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada